Codillo Aldi: una deliciosa opción al mejor precio

El codillo Aldi es una opción deliciosa y económica para disfrutar de un plato tradicional alemán. En Aldi, puedes encontrar este suculento trozo de carne de cerdo a un precio inmejorable, sin renunciar a la calidad y al sabor auténtico. Sigue leyendo para descubrir cómo preparar y disfrutar de este manjar con todo lujo de detalles.

TOP N. 1
Aldi Vela perfumada de lujo NO3 POMERGRANATE
  • Tamaño/peso: 290 g
  • 48 horas de combustión
  • Dos mechas

¿Cuánto cuesta el codillo?

El codillo es un corte de carne muy popular en la cocina española. Se trata de la parte inferior de la pierna del cerdo, con una gran cantidad de carne y grasa que le otorga su característico sabor y textura jugosa. Es comúnmente utilizado en la elaboración de platos tradicionales como el famoso codillo al horno o estofados.

En cuanto a su precio, el codillo tiene un coste de 6,99 € por kilo. Este precio puede variar según el establecimiento donde se adquiera, así como la calidad y procedencia de la carne. Es importante destacar que el codillo es una opción económica para quienes deseen disfrutar de una deliciosa comida sin gastar demasiado.

¿Qué tipo de carne es el codillo?

¿Qué tipo de carne es el codillo?

El codillo es un corte de carne que se obtiene del jarrete del cerdo. El jarrete es la extremidad delantera o trasera del cerdo, situada por debajo del jamón o de la paletilla. El codillo se caracteriza por ser una carne gelatinosa y muy sabrosa, gracias a la presencia de tejido conectivo y grasa intramuscular.

Este corte de carne se consume tanto fresco como procesado de diferentes formas, como semisalado o ahumado. En la cocina alemana, por ejemplo, el codillo de cerdo es muy popular y se prepara asado, generalmente acompañado de chucrut y puré de patatas. También se utiliza en la elaboración de platos tradicionales como el «Eisbein» en Alemania o el «Schweinshaxe» en Austria.

¿Qué otro nombre recibe el codillo de cerdo?

¿Qué otro nombre recibe el codillo de cerdo?

El codillo de cerdo, también conocido como jamón de cuerpo, es una deliciosa pieza de carne que se encuentra en la pata trasera del cerdo, justo debajo de la espaldilla. Se caracteriza por tener una forma ovalada y un grosor variable, que oscila entre 4 y 6 centímetros.

Esta parte del cerdo es muy apreciada en la gastronomía debido a su sabor intenso y su textura tierna y jugosa. Es muy común encontrarlo en la cocina alemana, donde se le conoce como «Eisbein», y también en la cocina española, donde se utiliza en platos tradicionales como el cocido madrileño.

El codillo de cerdo se puede preparar de diferentes maneras, pero una de las más populares es cocinarlo al horno o en una olla a presión para conseguir una carne tierna y jugosa. También se puede utilizar para hacer guisos, estofados o incluso para preparar unas deliciosas croquetas.

Además de su sabor y textura, el codillo de cerdo también es una excelente fuente de proteínas de alta calidad. También contiene vitaminas del grupo B, hierro y zinc. Es importante tener en cuenta que debido a su contenido de grasa, se debe consumir con moderación como parte de una dieta equilibrada.

¿Cuántas calorías tiene un codillo?

¿Cuántas calorías tiene un codillo?

El codillo es una parte del cerdo que se encuentra en la pata trasera y es conocido por su carne tierna y sabrosa. En cuanto a su contenido calórico, cada 100 gramos de codillo aportan aproximadamente 348 kilocalorías. Además, contiene 13 gramos de grasas, de los cuales 5,2 gramos son grasas saturadas. En cuanto a los hidratos de carbono, el codillo solo aporta 0,5 gramos, de los cuales 0,5 gramos son azúcares. Por otro lado, es una buena fuente de proteínas, ya que contiene 20 gramos por cada 100 gramos de codillo. Por último, cabe destacar que el codillo de cerdo contiene 1,4 gramos de sal.

Es importante tener en cuenta que el codillo de cerdo puede contener alérgenos como el apio, frutos secos, gluten, huevo, lactosa, mostaza, soja y sulfitos. Por lo tanto, es fundamental revisar la lista de ingredientes y alérgenos antes de consumirlo, especialmente si se tiene alguna alergia o intolerancia alimentaria. En resumen, el codillo de cerdo es una opción deliciosa pero calórica, por lo que se recomienda consumirlo con moderación y en el contexto de una alimentación equilibrada y variada.

Por cada 100 g:
Valor energético 830 KJ | 348 Kcal
Grasas 13 g (de las cuales saturadas: 5,2 g)
Hidratos de Carbono 0,5 g (de los cuales azúcares: 0,5 g)
Proteínas 20 g
Sal 1,4 g

Alérgenos del codillo de cerdo: sin apio, sin frutos secos, sin gluten, sin huevo, sin lactosa, sin mostaza, sin soja, sin sulfitos.

¿Qué parte es el codillo de cerdo?

El codillo de cerdo es una parte muy apreciada en la gastronomía, especialmente en la cocina alemana y centroeuropea. Se encuentra en las patas delanteras del cerdo, más precisamente en la unión de los dos huesos de la pata, donde se forma el codo. Esta zona es rica en tejido conectivo y grasa, lo que le confiere un sabor y una textura muy característicos.

El codillo de cerdo se caracteriza por tener una carne jugosa y tierna, gracias a la presencia de colágeno y grasa intramuscular. Es una parte muy utilizada en la preparación de platos tradicionales como el famoso Eisbein alemán, que consiste en cocinar el codillo de cerdo en salmuera y luego asarlo al horno. También se utiliza en la preparación de estofados, guisos y caldos, aportando un sabor intenso y una textura gelatinosa que enriquece los platos.

En la cocina, es común marinar el codillo de cerdo con hierbas y especias antes de cocinarlo, lo que potencia su sabor y lo hace más suave. Se suele cocinar a fuego lento durante varias horas, ya sea asado, guisado o cocido, para lograr una carne tierna y jugosa. Una vez cocido, se puede servir acompañado de chucrut, puré de patatas o alguna salsa a base de cerveza o mostaza.

Scroll al inicio